El Croissant NO es francés


La mayoría pensamos que el CROISSANT, debido a su nombre, es de origen francés pero no es así. En realidad el origen de tan famoso bollo es austriaco, más concretamente, Vienés y data del año 1683, cuando la ciudad fue sitiada por los otomanos (turcos) por segunda vez.
Sin entrar en antecedentes de tan violenta batalla, ni contar detalles de la misma, haremos un resumen de los acontecimientos que ahora mismo nos interesan:
Era la segunda vez que los otomanos sitiaban la ciudad de Viena. Defender la ciudad era primordial para la mayoría de los Estados europeos ya que si los turcos conseguían conquistar Viena, nada les detendría para seguir conquistando el resto de Europa. Por eso, la ciudad había construido unas murallas en forma de estrella que la hacia inexpugnable.
Ante la imposibilidad de traspasar dicha muralla y entrar a la ciudad por el nivel superior, los turcos decidieron hacer una gran red de túneles, que posteriormente llenarían con dinamita para destruir la muralla. Excavaciones que realizaban por las noches, cuando los ejércitos cristianos descansaban y pasaban desapercibidos. Con lo que no contaban los turcos era con que los panaderos de la ciudad también trabajaban por las noches y fueron ellos los que se dieron cuenta de lo que están sucediendo, dando la voz de alarma y así, consiguiendo salvar la ciudad.
Cuando todo hubo acabado, el rey de Polonia, que a efectos era el comandante de las fuerzas cristianas, agradeció a los panaderos la ayuda con una gran recompensa y estos, a su vez, decidieron crear dos bollos de repostería, uno con el nombre de Emperador y otro que llamaron “croissant”.
Pero ¿por qué el nombre y por qué en francés?.
El nombre de “croissant” significa ‘creciente’ en francés y representa una burla al enemigo vencido, ya que la bandera otomana constaba de una luna creciente y una estrella. Con la forma de luna, los panaderos querían dar a entender que en Viena se ‘comieron’ al enemigo y, una vez vencido, se comieron su símbolo.
Mi teoría personal defiende que la bandera turca no tiene representada una luna creciente sino una menguante y el nombre de croissant es una mala interpretación del nombre original, “croisaint”, cuya traducción seria ‘cruz santa’, expresando dos conceptos en uno: la cruz santa cristiana es más poderosa que la luna turca y por eso el vencedor se come el símbolo del vencido cuyo nombre ahora es Cruz Santa. La doble burla está servida.

CROISSANT               Bandera-Turca

La razón de que el nombre se exprese en francés se debe a que era el idioma ‘oficial’ utilizado en las cortes en el siglo XVII.
Así que ya sabéis, si queréis tomaros un croissant original, deberéis hacer una visita a la capital de los Habsburgo, a la ciudad de Viena.
Europatours tiene varios tour que visitan Viena. Pincha en las fotos y empieza a viajar.

Budapest. Parlamento desde el Danubio    Bratislava. Famoso "minero"   Praga con sus coloridas calles

RUTA IMPERIAL                                          LA NUEVA EUROPA                    EUROPA COSMOPOLITA

10 días desde 716 €                                         12 días desde 868 €                            19 días desde 1968 €